Friday, November 28, 2014

Rosa rosae

" Me figuro que el sentimiento que con mayor fuerza se debe experimentar ante el mar es el de la propia insignificancia; yo lo siento ante lo que el mar tiene de eterno, de inmutable, de soberbia indiferencia. Tuve esta impresión ante la cascada del Rin en Suiza y su perpetuo tumulto, que no cesa un segundo, de día y de noche, durante siglos y siglos; aquella me llenaba de un sentimiento de angustia y anonadamiento. Volví a casa destrozada, y todavía es el día en que cada vez que paso junto a ella, y atalayo por la ventanilla del tren aquel terrible espectáculo, aquella espuma que salta, aquel abismo blanco de agua hervorosa y oigo aquel tumulto ensordecedor, mi corazón se contrae y algo en mi interior dice: 'He aquí el enemigo'. ¿Le sorprende a usted? Pues sí, es el enemigo de la vanidad humana que, creyéndose algo, cae de repente rodando en la nada. Por lo demás, es el mismo sentido de ese modo de concebir el mundo para el que todo lo que acontece encierra la misma enseñanza, la de las palabras de Ben Akiba: 'Siempre ha sido así', 'las cosas marchan solas', etc. y para quien el hombre, su voluntad, su poder, su ciencia, no significan nada... Por eso odio yo esa filosofía, mon cher chartemagne, y abrazo la idea de que es preferible precipitarse en la casaca del Rin y perecer en ella como una cáscara de nuez, antes de doblar, sumisos la cerviz, y dejar mugir al agua como mugía en el tiempo de nuestros antepasados y como seguirá mugiendo después de nosotros. - Querida Lulú, sus resedas y sus claveles están todavía floridos y huelen 'tan bien como el primer día'.
   Saludos afectuosos, sin olvidar a los niños ni a la 'chica de los gansos'".
                                                                                                                        Rosa.


Tanto Rosa Luxemburgo como Liebknecht fueron capturados en Berlín el 15 de enero de 1919, siendo asesinados ese mismo día. Rosa Luxemburgo fue derribada a culatazos por el soldado Otto Runge (1875–1945), luego recibió un disparo en la cabeza por parte del Teniente Kurt Vogel (1889-1967) o del Teniente Herman Souchon (1894-1982); su cuerpo fue lanzado al Landwehr Canal en Berlín. Liebknecht recibió un tiro en la nuca, y su cuerpo fue enterrado en una fosa común.

Friday, November 07, 2014

En la tibia luna de las flores...

soy un cordero
una montaña
un círculo que se pierde con el viento:
¡salud!
a aquellos que vengan a visitarme.

Saturday, September 06, 2014

Poesía y resistencia: supongamos que estoy en Guantánamo.

A modo de prólogo

En los terribles años de Yezhov hice cola durante diecisiete meses delante de las cárceles de Leningrado. En una ocasión alguien me reconoció. Entonces una mujer que estaba detrás de mí, con los labios azulados, que por supuesto nunca había oído mi nombre, despertó del entumecimiento en el que todas parecíamos sumidas y me susurró al oído (porque allí hablábamos todas en voz baja):
-          ¿Y Usted puede describir esto?
-          Y yo dije:
-          Sí puedo.
Entonces, algo parecido a una sonrisa resbaló en aquello que una vez había sido su rostro.


(Anna Ajmatova, Réquiem, 1963)

Thursday, August 14, 2014

todavía se escuchan los ruidos de las moladoras

Judith Butler: Imaginemos que estoy en la cárcel, aislada, en una posición que va en contra de mi voluntad. Queremos saber si hay algo intocable en el humano, que pueda escapar de este poder coercitivo que hace que yo no sea libre. La pregunta es: ¿cuáles son los recursos del sujeto que permiten resistir a una dominación total? En filosofía, se piensa tradicionalmente que sólo las técnicas de resistencia del sujeto le pertenecen, o que están “en él”. Eso es una suposición metafísica, y es un obstáculo para pensar el problema de la resistencia. Tal vez soy capaz de resistir, por los recursos lingüísticos que he recibido. En otras palabras, el lenguaje, el pensamiento, la poesía son los recursos que me forman, que me estructuran, y sin estos recursos culturales, yo no podría poner cualquiera de esas técnicas de resistencia para sobrevivir. La pregunta es: ¿es un Yo el que resiste o se trata de un agenciamiento —agency— de recursos a través del cual existe una resistencia? Algunos prisioneros de Guantánamo han escrito poemas para resistir. Cuando se leen sus poemas, vemos los trazos de su cultura poética que se han reunido para movilizarse contra el poder estatal. La pregunta básica sería: ¿cómo el agenciamiento de técnicas del sujeto hace posible la supervivencia? No tomemos el problema preguntando qué libertad le queda al sujeto, sino, más bien, ¿cómo la resistencia es posible? No se puede separar a los sujetos de las técnicas que les hacen sobrevivir, si les quitas estas técnicas no hay más supervivencia. La verdadera pregunta es: ¿bajo qué condiciones un Yo puede hablar?

Sunday, July 13, 2014

en la luna de los renunciamientos, las partidas y lo irremediable: la utopía

Entonces yo, creyéndome Sei Shônagon, respondí su carta pensando en “Qué hubiese dicho Safo” y dije:

Preferiría la hoguera
a estar distante de tus delicadas manos

o serme impuesto lo contrario.

Wednesday, April 23, 2014

"ver más vidrio"

Cosas del día que molestan

Vemos un escritor del cual no leímos mucho, pero nos simpatiza, en la vidriera que sigue al negocio en el que estamos comprando un kilo de papas, un atado de puerros y un paquete de acelga. Nos conoce, queremos hablar con él, alguna galantería, una sonrisa bien esbozada, un comentario dulce, bien armado, para resaltar el día. Pero la persona que nos atiende tiene un percance con la balanza electrónica y se demora y nuestro escritor se aleja hacia la avenida.

Justo cuando podemos volver a conciliar el sueño, el reloj despertador de alguno de los vecinos del inmenso edificio suena, hasta agotarse la batería. “Hoy es el día que no está en su departamento”. Lo sabemos porque ocurre al menos una vez al mes y nos resignamos, con dolor en el pecho.

Alguien al que le gusta bailar en las fiestas burguesas de fin de año de los trabajos nos explica gramática, o peor, nos indica un estilo.

La cerveza artesanal no tiene gas, aun así bebemos el alcohol.

No existe un puente que podamos ir a visitar para escuchar el canto del hotoguisu. La luna se eclipsa, pero debo descansar para ser torturada al día siguiente. Sueño con un punto blanco que se apaga, en el centro, equidistante al vacío.